Entradas

Mostrando entradas de mayo 15, 2013

ROSA Y EL TAXISTA

Imagen
-- 14 --

                  El parque estaba desolado. Algún que otro transeúnte que lo utilizaba para acortar camino. Sus bancos recién comenzaban a desperezarse del rocío de la noche anterior que en forma de diminutas gotas bañaban sus húmedas maderas. Esta precisa mañana Rosa estaba radiante. En sus ojos se podía vislumbrar un inocente brillo que la hacía sublime, armonizando con su andar ágil y lleno de vida. Con toda seguridad no era la misma Rosa de antes, la que semanas atrás esperaba a la salida de su casa, la triste y apagada Rosa que daba la impresión que se movía porque el caprichoso viento la golpeaba por la espalda. Esta Rosa era otra, segura, enérgica, vivaz, y sin lugar a dudas llena de vida. Caminamos un buen tramo más por el paseo principal del parque, y en un banco cualquiera Rosa decidió que era el momento de sentarnos. __ ¿Te parece bien este? --me preguntó y sin decir palabra se lo confirmé con una inclin…