Entradas

Mostrando entradas de agosto 23, 2014

"CONFESIONES DESDE EL TÁLAMO"

Imagen
CUALQUIER DÍA EN LA VIDA DE ALEJANDRO






                                                         --9--

__ ¡Cuando salga de aquí lo primero que haré será comprarte un reloj!                  Más que afirmar, sentenció Alejandro. Pronunció cada una de las palabras sin dejar de mirar a la enfermera Ana. Y la última, la palabra “reloj”, se mantuvo flotando en la habitación como un dirigible perdido en el espacio, un dirigible sin rumbo que se aleja con el primer viento de otoño. Él no sabía muy bien qué hacer en el siguiente minuto, pero ni por un instante fue capaz de alejar la mirada del rostro de la dulce Ana. __ ¡Un reloj es lo de menos, ya no lo necesito, porque el tiempo lo llevo grabado en la piel desde que llegaste al hospital!                  Y la piel, su piel, tomó un inusual color rosado, más bien una intensa tonalidad poco común en la raza humana. Ana, la dulce Ana, la enrojecida enfermera Ana, sin apenas darse cuenta había confesado sus ocultos sentimientos al d…