Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

28 DE NOVIEMBRE

Imagen
“Un día menos de vida en mi cuerpo, pero uno más, imposible que me lo despojen del alma”.


¡Cual ofensiva luz que nos persigue en una soleada mañana, así se encuentra mi alma en estos instantes! 
¡El tiempo, el traidor, el
 inconfesable tiempo que nos rodea con su transparente lazo, se ha detenido súbitamente este amanecer del veintiocho de noviembre para recordarme que soy más viejo que la noche anterior, y aunque yo no lo desee, él, continuará su curso sin escuchar mis súplicas hasta alejarse irremediablemente de mí! 
Pero esta vez, me ha dicho al oído, que un minuto será una hora, que una hora un día, un día una semana, una semana un mes, un mes un año. Y un año, un año……infinito deseo, un año lo será todo, lo será todo sin llegar a ser nada,……..nada, porque, aunque no me percate, rondará mi espacio mucho más que antes, para recordarme que prontamente nos volveremos a ver las caras.

¡Maldito y traidor “tiempo”!

¿Qué es lo que quieres de mí?

¡Yo intento no pensar, caminar, pasear, moverme …

CONFESIONES DESDE EL TÁLAMO

Imagen
Rosa y el Taxista
                                                         -- 19 --
                  El agente continuó con sus preguntas. __ ¡Vengo de la universidad agente, he tenido un examen, una tragedia griega……..y no sé lo que está sucediendo…….debo saber si mi amiga Rosa está bien!                  Cada palabra que pronunciaba el agente la anotaba en su cuaderno. __ ¡Tenía alguna relación con………! __ ¿Tenía, agente, tenía es pasado, de que me está hablando, quién ha muerto,………..se lo pido por favor? __ ¡Ciudadano, usted nada más escuche y responda, soy yo quien hace las preguntas! ¿Tenía alguna relación con sus vecinos? __ ¡Sí, naturalmente, son mis vecinos, y Rosa y la niña son…..no sé cómo decírselo, son…….muy, las queremos mucho……..para nosotros…….! __ ¿Quiénes son “nosotros” ciudadano? –preguntó el agente algo molesto. __ ¡Es decir agente, para mi abuela y para mí! ¡Mi abuela ha cuidado mucho tiempo a la pequeña, y Rosa es mí……! –las palabras se me agolpaban en el pec…

CONFESIONES DESDE EL TÁLAMO

Imagen
ROSA Y EL TAXISTA
                                                            -- 18 --

                 No lograba concentrarme, pero hice un esfuerzo bastante cercano a lo sobrenatural y terminé el examen justo a tiempo. Este día el centrarme en el análisis de una tragedia me produjo nauseas. ¡Tengo que ver a mi abuela! Fue el primer pensamiento que se me cruzó por la mente nada más salir del decanato. ¡Voy a casa! No lo pensé dos veces, y fui en busca del autobús porque necesitaba llegar al barrio.                  El recorrido se me hizo eterno. Tuve la sensación que jamás alcanzaría la casa de mi abuela, y mientras más transcurrían los minutos el nudo en mi garganta se hacía mayor. El tragar fue una odisea mucho mayor que la propia tragedia.                  Al doblar la esquina y enfrentarme con la calle de mi abuela comprendí que el barrio no era el mismo. Una aglomeración de personas permanecía a ambos lados de las aceras, y en nuestra ca…