Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

" HISTORIAS ESPIRITUALES " El Paseo Marítimo(capitulo I)

Cuando se reunió con los amigos a la semana siguiente, le dijeron que el sábado anterior estuvo fantástico en el paseo marítimo. Armando pensó que era un sarcasmo, porque era absolutamente imposible, hacía una semana que estaba en cama con fiebre y su mujer estuvo junto a él las veinticuatro horas del día, y ella es un testigo fiable para confirmar que estuvo en casa por la enfermedad y no salió de ella para nada. Armando conocía muy bien el sentido fino y elaborado de sus amigos a la hora de hacer bromas.
__ ¡Al parecer en estos días me han extrañado mucho!--dijo Armando en tono de sátira.
__ ¡La fiebre te ha dejado algo perdido!--fueron las palabras de Orestes.
Desde que no levantaban una cuarta del suelo la pandilla siempre estuvo muy unida y con los años llegaron a modelar una verdadera y profunda amistad, pero esta broma no le gustó para nada a Armando que todavía arrastraba la resaca de los largos días de padecimiento.
Hacía varios años que cada fin de semana todos se reunían e…

" EL PRIMER AMOR DE LA ABUELA NENA" capítulo XIV

       En estos días el calor es sofocante y no se que hacer para librarme de él. ¡La humedad! Posiblemente mantener el cuerpo húmedo es una solución, al menos nos baja la temperatura corporal. Siempre he tenido una relación muy directa con el agua. Desde mis primeros años fuimos muy buenas amigas. Al salir del vientre materno todo cambió y me encontré con la realidad de un mundo árido y seco, pero gracias al agua, algo cambió con el tiempo. Vivir dentro del agua posiblemente sería para mi la mejor opción. Tengo una conexión sincera y profunda con el agua.
        Durante cuatro años la relación con mi caballero fue paso a paso más profunda, y para esta fecha ninguno de los dos podíamos estar sin el otro. Aunque solamente nos veíamos los días que mi padre había señalado, él siempre estaba junto a mi. Habitaba en cada rincón de mi cuerpo que aún no penetró, en las noches de invierno perdidas en la distancia, en las mañanas olvidadas de lluvia en el cuerpo. En el sonido de los adoquines …

" SUEÑOS "

Voy a pintar la figura
de los pasos estáticos en el viento.
Pintaré las ideas estancadas
en blanco tropel.
Todas las ansias de cavar una posesión.
Y el final
líquido fresco
que abruma la mente.


Canto rimas sin letras
verdaderas rimas de sombra.


Quiero el llanto puro
el efímero
el llanto penetrable
el que se quiebra
en cada invierno.


Te quiero a ti
pero fuera de lo común.
Fuera de la meta
que propicia el destino.


Y al quererte
busco la igualdad de las pasiones
la gota de esperanza
en un monto de sueños.

"POEMARIO NEGRO" XXV

Nuevamente la ventana
y miro al cielo buscando a Sagitario.
¿Estás ahí
estrella en mi destino?

En un piso alquilado
convive un estudiante
que intenta ser de derecho.
Cuatro por cuatro
es la extensión de su dominio.

El padre
en el campo lo alimenta.
La madre
tejiendo lo disfraza.
La abuela
rezando lo recuerda.

Estudia de noche
de día trabaja.
Sueña con la universidad
si algún día logra entrar.
Dando giros en su cuarto
se pregunta y se contesta.
¡No tengo requisitos porque no tengo motivos!

Tocan a la puerta
es la casera a cobrar.
¡El próximo mes son cincuenta de más!
El joven
leyendo sigue en su mundo.
¿Qué lees?
Balzac.
¿Cómo se titula?
Las Ilusiones Perdidas.



Historias Espirituales: "La comunicación"

Esto sucedió si no recuerdo mal hace algo más de veinte años, como dirían los cuentos infantiles, en un lejano país cruzando el mar, teniendo como única frontera el agua espumosa y salada del océano. Por aquellos años la vida o el destino me puso a prueba, y desafió mi equilibrio emocional junto a mis cortos años de vida. Hacía  apenas cuatro años que me había estrenado como padre, y este destino que les hablo me separó con todas las fuerzas y de una forma cruel del sentimiento más profundo que hasta ahora no había experimentado. De la noche a la mañana me quedé sin mi hija, dejó el pequeño país de aguas saladas y cruzó el inmenso océano en un monstruo de metal, hacía lo desconocido. Al menos para mí era lo desconocido. Todavía hoy recuerdo su pequeña manito entre las voces disonantes y la multitud hambrienta. Me quedé sin mi hija, y mi mundo dejó de funcionar. Posiblemente pocos se dieron cuenta de lo que llevaba detrás de los ojos y lo que guardaba sin esperanzas de futuro en el alm…

" POEMARIO NEGRO " XXIV

Imaginación
del hombre en su camino
con los pies en la ciudad.


Camina las calles
muy presto va.
Recorre el silencio
camina de más.
Simula las manos
oculta la edad
encuentra un pretexto
sigue su andar.


¿Por qué me detengo
cuando el viento mece las hojas
o simplemente me transformo
cuando estoy seguro de la soledad?


Es que estoy a punto
de excitarme sin el cuerpo.
De llegar a una abstinencia total.
Contener los labios
redomar las manos
incrustar la espalda a la pared.


Pero me dan vueltas
los fantasmas trasnochados
y de la ventana no me aparto.
Si te pudiera contener
por un momento
caprichosa-mente.

" EL PRIMER AMOR DE LA ABUELA NENA" capítulo XIII

Al comienzo de la semana tuvimos la visita del cura en la casa. Mi madre y mi padre no sabían si sentirse  alagados o sorprendidos por este sorpresivo encuentro. El cura llegó con el calor y la mejor respuesta para sofocarlo era una de las especialidades de mi madre, la limonada. Mi madre tenía una receta secreta con hierbas aromáticas y mucho hielo. Recuerdo que salía al pequeño terreno que teníamos detrás de la casa y escogía entre ellas los ingredientes para su bebida misteriosa. En su pequeño huerto solamente las manos de mi madre podían penetrar. El pretexto del cura para la visita inesperada era el refrescante líquido de mi madre, pero lo más sorprenden, es que era la primera vez que tenía intención de beber la limonada. Todas las feligreses le habían comentado al cura que mi madre poseía un talento especial, casi divino para sofocar el intenso calor del verano.
       Esto fue solamente un pretexto, el cura llegó con el objetivo de conocer quién era el joven que estaba …

" POEMARIO NEGRO " XXIII

La bailarina
completamente desnuda
ensaya frente al espejo.
En primera posición
se inclina hasta tocarse los pies.
Hermosa escultura
el cabello se funde en la danza.
Su sueño
bailar en un gran ballet.
En la noche para comer
desgasta su cuerpo en un cabaret.
Se estira
horizontal por el espejo
continúa el movimiento
con los brazos hacia el cielo.
En segunda posición
gira en torno a la cama
regresa por su derecha
tropezando con el sillón.
La pelvis
centro del universo
silueta tallada de esmalte.
La gravedad desafía los senos.
Los músculos tensos
la mirada perdida
busca al frente
repite la acción.
Sus ojos se clavan en mi ventana.
Su rostro se sonroja
corre a poner la cortina
me retiro en posición.
Sólo veo las zapatillas
lo demás imaginación.
Llega la noche y marcha 
a su rutina.
La ventana es la excusa
para imaginarnos el mundo.
Me quedo con los sueños
ella con lo soñado.

" EL PRIMER AMOR DE LA ABUELA NENA" capítulo XII

Hacía muchos años que no entraba en una iglesia, desde que la fe se me fue haciendo cada vez más personal. Dejé de poner mi fe al viento, para guardarla en mi pecho y hacerla más fuerte desde mi interior. Ahora la saco cuando es realmente necesaria, sin exponerla al mejor postor y dejándola para los casos de mayor urgencia. No voy por el mundo demostrando que yo creo mucho más que todos juntos, mi credo lo dejo para el más necesitado, para el que está en el anonimato y más que una limosna, necesita una mano. Nadie me va a convencer de que tengo que creer. Nadie vendrá a reafirmar mis creencias personales. Si en algún momento dejara de creer, todo lo que me había pasado anteriormente no sería más que un espejismo. Tengo fe, pero la llevo conmigo por convicción, no por imposición de continuas charlas dominicales y costumbres arraigadas.
       Creo que fue lo que vio el cura el domingo desde el estrado. La fe, antes de creer en ella, tenemos que sentirla. Saber que llegó a nosotros y se …

"HISTORIAS ESPIRITUALES": VIRTUOSISMO

       Esta historia que les voy a contar la escuché por vez primera cuando tenía entre diez y doce años, quizás algunos más, no lo sé. Lo que estoy seguro, es que hasta mucho después no supe el significado de todo aquello. Un días antes de terminar el mes, para ser exacto, dos días antes, mi tío-abuelo paterno hacía acto de presencia en casa para tener la visita obligada y de costumbre con mi abuelo y la familia. Cada uno esperaba la fecha con pasión, con la misma intensidad de la primera vez. El abuelo tenía las historias violentas y crudas que había escuchado o vivido cuando hacía la función de algo parecido a corresponsal de guerra en los países que él escogió por propia voluntad. El tío era algo más espiritual, siempre sus historias tenían que ver con los sentidos, las emociones, y los sentimientos encontrados en un plano algo más superior.
       El tío nunca llegó a formar una familia, no tuvo descendencia y no se le conoció relación alguna en todos estos años, tampoco en la fam…
Por las ondas pupilas viaja el barco
confiado.
Más no encuentra la ruta de su débil
aliado.
Del imperio de la tierra rompe en
llamas el poder.
De las ruinas brota el alma en cautivo
corcel.
En las aguas del deseo hay un viejo
labrador.
Le sorprende la alborada con su largo
resplandor.
Con la angustia indeleble sigue el hombre
 en su andar.
Dominado por el prójimo se resigna por
callar.
Estaciones que cabalgan sin momentos
de tino.
Años que nos cuelgan
de los finos hilos.

"POESIA"

Canta el paso a la fuente


El viento corre y azota.


Cambia el río su cause.


Juega la noche, de rosa.


Rosa en noche que pasa.


Paso de fuente en el viento.


Noche que cambia su cause.


Río que corre, violento.


Viento que canta en la noche.


Fuente que juega a la rosa.


Río de fuente que cambia.


Cause violento, que azota.