Entradas

Mostrando entradas de abril 5, 2015

"LOS AMANTES DEL 26"

--5--
                 Magdalena la besó, besó la cabeza de su amado Federico con una intensidad que podríamos aclamar como sobrenatural, como nunca antes ningún ser besó cabeza humana cercenada de su cuerpo. Los labios de ella se fundieron a los de él sin premura, conquistando cada paraje de su desértica geografía y de su ambarina piel. Y esos mismos labios, los de Magdalena, por mucho que permanecieron besando, no hicieron el menor esfuerzo por separarse, deseaban recuperar en un eterno segundo el dilatado tiempo en el que no estuvieron unidos. Las deshechas bocas, una de pasión y la otra por intervención del pecaminoso “destino”, superaron con creces a los besos dados en aquellos filmes americanos de los años veinte. Posiblemente una diferencia los distanciaba; el decorado de la película que estaba viviendo Magdalena y su amada cabeza, era cruelmente real.                  El cabello de Magdalena flameaba inte…