" POEMARIO NEGRO "( I )

Desde mi ventana
oculto en la sombra de una hendija
presencié el hambre.

Un niño lloraba
por su muñeco sin boca.

Lo alimentaba con lágrimas
lo acunaba en sus brazos.

En la oscura pobreza se consolaban.

De trapo el muñeco
lo reclinaba en su pecho.

Los dos
como hermanos inseparables
inventaban los juegos.

El niño el caballo
jinete el muñeco.

Volando por los aires
llegaron al cielo.

Llenaron un saco de nubes viajeras
pensaron cambiarlas
por dulces de almendras.

¡Unos pasos!
alguien regresa
Un susurro destruyó los sueños.
¡Qué poco faltaba para llegar a la tierra!.

El niño curioso
miró a sus espaldas.
La madre lloraba
por su hijo con boca.







Comentarios

Entradas populares de este blog

“CUENTO NAVIDEÑO”

“EL CANTANTE”

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!