" POEMARIO NEGRO II "

El llanto
se escuchó por las paredes.
Tan penetrante fue en lamentos
que mis ojos cristalizaron.
Observé
que escapaba de la casa.

Acomodando la mirada
fuí  justo a la ventana del cantante.
En su boca entró el quejido.
¡Qué nota melancólica escapa de su garganta!
En sí menor
fue el concierto en la mañana.

En lo alto
el coronel blasfema improperios.
El tenor
tomando fuerzas imprimió el sentimiento.

Un disparo
los nervios en tensión
penetra la mirada
el aire se nubló.

¡Qué molesto silencio!
El instante
el pésimo momento de la duda.

Desde la calle se escuchó
como rebeldía al olfato
entonada en una esquina
la oda a la alegría.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“CUENTO NAVIDEÑO”

“EL CANTANTE”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?