"POEMARIO NEGRO" XXXII

En la oscuridad
un cuerpo más que oscuro
remonta las paredes.
Su equipaje
una cuerda, un cuchillo, una palanca.
Su espíritu es de alpinista
ya trepa por la cornisa.


¿Qué intenta en la madrugada?


La cabeza a un lado
vigila desde su altura.
Las manos aferradas
la conciencia relajada.
En el piso tercero
busca una abertura.
De frente a la terraza
continúa la farsa.


El anciano
disfruta de sus hazañas.
¡No hay peligro
es fácil la presa!
Tocando el cuchillo
se dispone al asalto.


Sin pensarlo
lanzo un grito al viento.
Despierta el edificio
las luces parpadean.
El gallo canta la diana
la ventana al descubierto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DE AMORES

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

LA MISMA nada