<< CITAS RAMIRIANAS >>

    


   Desde su posición, vio, como las diminutas hormigas se amontonaban a sus pies, y se sintió poderoso. ¡Poco le duró su dominio! Un rayo calló sobre su cabeza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESOS ANDARES…….

“CUENTO NAVIDEÑO”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?