" EN BUSCA DE UNA RESPUESTA " (Capítulo IV)


En realidad, no tenía valor para regresar al cuarto de baño. Mi cuerpo permanecía desnudo y para nada me importaba este detalle. En mi mente había una confusión descontrolada y no tenía claro que hacer en realidad. Mi pequeño mundo estaba patas arriba. --¡Lo mejor será vestirme y salir a la calle! ¡A estas horas debía de estar trabajando! ¡No se qué me está pasando! ¡Sí, me voy a la calle!—La primera ropa que vi en el armario fue la que dejé caer sobre mi cuerpo. No estaba en disposición de hacer una selección. Cualquier prenda para sacarme de este apuro es valida. Tomé las llaves de la casa y salí de la habitación en dirección a la puerta principal. ¡Fue un error! Para escapar de casa, tenía que pasar por el cuarto de baño, y el valor escaseaba en estos momentos. Los músculos estaban contraídos, y mi coordinación perdida en algún lugar de mi cerebro. No me quedaba más remedio que enfrentarme a la realidad.
Mi casa posee un pasillo largo y sin luz, para traspasarlo hay que andar con mucho cuidado para no caer con todo el cuerpo al suelo. Desde que vivo aquí, siempre he tenido la impresión que los metros que tiene el pasillo son muchos más que los que tiene el resto de la casa. Con el espacio que abarca el pasillo se puede diseñar una confortable vivienda, sin lujo, pero amplia. Mi casa es el pasillo y lo demás un complemento. La diferencia, es que ahora, el baño quiere ser el centro.
No fue necesario andar con cuidado, esta vez la claridad dominaba el espacio. En el centro del pasillo, a la izquierda, estaba la puerta de entrada al baño, y por ella escapaba la luz al pasillo. Una luz potente y blanca. ¡Dónde está la completa penumbra que había cuando yo estaba dentro! ¡No puede ser! ¡Creo que me estoy volviendo loco! ¡De cualquier forma tengo que enfrentarme a la maldita puerta y su baño!
Si quería escapar a la calle, no me quedaba otra solución, seguir dentro de la casa, que cada momento que pasaba sentía que me ahogaba, o enfrentarme nuevamente al baño para llegar a la salida.
¡Decidí pasar lo más rápidamente.............., pero mi sorpresa fue mayor!
 

Continuará.......................................

Comentarios

Entradas populares de este blog

“CUENTO NAVIDEÑO”

“EL CANTANTE”

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!