" LA MEJOR HORA PARA PROPORCIONARNOS UNA AUTO-SATISFACCIÓN "




(Capítulo VII)

                                              LA MEDITACIÓN.


                Con el cuerpo listo de antemano entraremos en la meditación. La posición que adoptemos para meditar debe ser la más favorable y armoniosa para la persona que lo realice. Acostados boca arriba sobre el suelo(puede ser en interior o exterior), de pie, o en la posición de flor de loto (esta última es algo más complicada si no se ha realizado antes) cualquiera de ellas, sería un buen comienzo. 
            Pongamos el ejemplo de la posición tendidos sobre el suelo: Las piernas rectas, y los brazos extendidos en ángulo de 45º con la cadera. Las palmas de las manos colocadas hacia arriba dejando que los dedos encuentren una posición natural. La cabeza debe descansar placidamente junto con el cuello sin ningún tipo de presión. Cuando todo el cuerpo esté tendido sobre el suelo, cerraremos los ojos y terminaremos de encontrar el mejor acomodo.    
                Empezaremos con la respiración. Tomaremos lentamente el aire por la nariz contando hasta 4, y lo retendremos en 7, para después expulsarlo en 4 por la boca. En la primera inhalación, posiblemente el tórax se extienda hasta levantar los hombros, no sería correcto. Debemos controlar la respiración sin hacer  ningún movimiento brusco. El aire debe entrar a los pulmones pausadamente y de la misma forma salir. Esta respiración se repetirá las veces necesarias hasta que el simple hecho de respirar sea imperceptible, pero consciente. Llegaremos a la concentración por medio de la respiración. Normalmente no tenemos en cuenta la respiración, es una acción inconsciente que realizamos durante todos los días de ésta nuestra existencia. Con este ejercicio lograremos una compenetración física y espiritual con nuestra maquinaria corporal. Cuando lo controlemos, pasaremos a un conteo mayor, 12-7-12, y así, hasta alcanzar una mayor capacidad pulmonar. Los primeros ejercicios respiratorios pueden producir algún mareo, pero es normal, porque los pulmones están tomando una mayor cantidad de concentración de oxígeno a la que no estaban acostumbrados. Los pulmones son como nuestro cerebro, ninguno de los dos es explotado en su totalidad. Cada uno nos brinda amplias posibilidades.
                Siempre el número (el conteo) al tomar y expulsar el aire debe ser el mismo; pero en todo caso lo mejor será concentrarse por ahora en uno solo (12-7-12 no está mal).
                Hay que visualizar el aire entrando lentamente por la nariz, y sentirlo en su recorrido, hasta llegar a los pulmones y expandirlo sin ningún esfuerzo. Una vez allí, retenerlo, sin sentir que en la garganta se forma un nudo (la glotis debe estar relajada). Al soltar el aire por la boca, en cada conteo, liberaremos junto con él, todo lo negativo que el cuerpo y la mente absorbió durante el día. De esta forma, inconscientemente, entraremos en un estado de concentración ideal para continuar el ejercicio. Posiblemente la primera vez se sentirán algo defraudados, pero es como todo, con la continuidad y persistencia se puede llegar a la perfección, y de aquí, al virtuosismo; es lo que queremos lograr para llegar a una placentera auto-satisfacción. Hasta que no controlemos la respiración, no pasaremos al siguiente objetivo. Las cosas hay que hacerlas bien desde el comienzo, porque sino, seremos una copia más.

                Después de esta respiración “consciente”, el siguiente paso será el cuerpo, que lo trataremos en el próximo capítulo.     
               

Comentarios

Carles Valls ha dicho que…
Soy Carlos, colaborador de Printcolor (http://www.printcolorweb.com), imprenta digital especialista en libros. Tu blog ha sido seleccionado en la promoción “Tu primer libro gratis” y te regalamos la impresión gratis de tu libro, a cambio de que publiques en tu blog un comentario positivo sobre nuestros servicios. ¿Te interesaría? Para cualquier duda puedes enviarme un e-mail a info@printcolor.es

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!