"""" LOCOS """"


                                 

                                       - III –



                Para tranquilidad de mi familia, y para que la reputación de mi madre no quedara manchada con un antecedente de esta índole, fui llevado ante un loquero. En realidad mi caso fue expuesto ante variados, pero muy variados especialistas durante algunos meses. Muchos meses. Todos de una u otra forma coincidían en lo mismo, pero en mi madre había penetrado la duda.
                Los especialistas le dijeron a mi madre, que en mí persona, no existía síntoma de locura alguna para llegar a preocuparse. Simplemente, como un niño más, estaba desarrollando una imaginación desbordada, posiblemente influenciada por algún factor externo; pero que podía llegar a repercutir directa o indirectamente, en la personalidad dúctil e inmadura que estaba en proceso de formación. El concejo de todos los especialistas fue el mismo: 
“Usted simplemente observe”, y mi madre observó, claro que observó, a todas horas.
                Esta “observación” de los loqueros, transformó no solo mi personalidad, también mi espíritu, lo hizo más rebelde. De alguna forma el parque, se convirtió completamente en mi refugio. Después de esto, mi madre no vio con buenos ojos mi constante visita al parque, y en alguna ocasión, me siguió, sin saber que su hijo, su problemático hijo, era el más fiel espectador del mayor de los locos.

Continuará..........................

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!