“ PALABRAS TRASLÚCIDAS “




                Desde hace algún tiempo tengo la sensación de que soy traslúcido como el agua. ¡No dejo huellas ni marca sobre la tierra que piso! He llegado a pensar que estoy muerto, y no lo digo para nada en tono de broma; creo que soy el único que conoce de mi existencia, porque para los demás soy transparente.
                Intento comunicarme en todo momento con seres como yo, pero sin resultado por ahora. ¡No es por mensajes directos, no, es porque soy traslúcido! Lo único que me falta por hacer es ponerme frente a una persona y decirle, hola estoy aquí, no me conoces, no recuerdas que en alguna etapa de nuestras vidas fuimos a la universidad juntos. ¿En verdad no lo recuerdas? ¡Es que mi traslúcides abarca a conocidos y amigos!
                Lo que sí recuerdo que esta característica de cristalino comenzó de un tiempo a esta parte. ¡Creo que es un comportamiento ajeno a mi voluntad, nada tengo que ver con este estado que se me ha otorgado sin consultar con mi persona; esto por supuesto sin referirme al hecho de que  me halle flotando como un espíritu errante! ¡Pensándolo mejor, no creo que esté muerto, no, no lo estoy!
                ¿Puede ser posible que le deje a un amigo un mensaje para que me de su opinión sobre cierto escrito y no reciba respuesta? ¡Esto fue simplemente el comienzo, porque con los otros amigos sucedió exactamente lo mismo! ¡Antes de comentar sobre mis escritos todo normal, sin ningún incidente establecíamos una conversación distendida y amena; pero al mencionar la palabra escrita sobre un papel, y valga la referencia, chas, me transformaba en un hombre traslúcido! ¡Es que ahora reflexionando mientras escribo, me he dado cuenta que soy traslúcido de palabras! ¡Claro, no es mi persona, son las palabras nítidas y blancas que utilizo y no dejan ver el sentido del verbo en la escritura que les muestro! ¡Yo me revelo como soy, pero lo que escribo son folios fantasmagóricos que vuelan sobre los ojos de los amigos y conocidos con consistencia etérea!
                ¡Ahora lo comprendo! Mis palabras están pero no se dejan ver; por algún motivo oculto no se hacen visible para mis amigos, y yo pensaba lo contrario, qué mal pensado soy. ¡Pobres amigos que simplemente ven un folio en blanco, porque mis ideas no se quieren mostrar! ¡Tengo que encontrar la razón de este despropósito intelectual!
                En este instante sé que no podré dormir hasta que no encuentre la causa de esta inconsistencia literaria. ¡Es muy grave porque me refiero a todos los amigos y conocidos! ¿Si hago una prueba con mis escritos? ¡¡Sí!! ¡Le voy aponer en la cara a varios desconocidos mis escritos, para ver su reacción! ¡Si se mantienen impasibles, no me queda más remedio que atestiguar traslúcides en mis palabras; sería un golpe aterrador a mi comprensión! 
                 ¡En el caso que suceda lo contrario se me ocurre dos opciones! ¡Una, dejar de tener esos amigos y conocidos! ¡Dos, escribirles en mayúsculas y sin rodeo la palabra mierda, para que cada uno de los sinónimos golpeen sus oídos y los empañen con su significado!
                ¡Ya escribiré sobre el efecto de mis palabras traslúcidas sobre los amigos y conocidos!

DISEÑO GRÁFICO: MANDY BLUEE.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESOS ANDARES…….

“CUENTO NAVIDEÑO”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?