¡KILÓMETRO CERO!





                                       

                Aunque se tenga la sensación que estamos detenidos, la conjura se ha puesto en marcha. Las gotas por separado esta vez han comprendido que juntas hacen una avalancha de agua que cuando caen al vacío se produce el milagro de la energía. Una incontrolable cascada que continúa su camino hasta encontrar su fin. ¡Así se halla la mayoría de la población del reino de España! ¡Una ímpetu desbocado que ha dejado de estar insensible y en masa se ha lanzado a la calle para que los poderes políticos (todos) comprendan de una vez que sus asientos no son eternos, y que si todos queremos, con un sencillo chasquido de los dedos los que van a la calle son ellos! Aún faltan muchos por sumarse, pero el peso de los días pone las cosas en su sitio.
                A la población que está en la calle no les importa los colores, las ideologías, los conceptos e instituciones; lo verdaderamente importante es el presente que no se puede soportar. Una cantidad generosa de hombres y mujeres de cuarenta años y algo más, se han quedado sin el futuro que lo vislumbraban cercano. Los jóvenes están perdidos entre la adolescencia y la crisis. La clase trabajadora ha dejado de ser, trabajadora; y dentro de muy poco, clase. ¡Se pierden los derechos actuales porque el futuro es incierto! Los niños y los que están por nacer, pertenecerán a la eterna generación perdida que en ningún momento encontró la canalización de sus inquietudes. ¡Si se eterniza esta situación esto será un caos!
                ¡Yo me hago muchas preguntas! ¿Dónde está la responsabilidad de una corona que en tiempos convulsos proclamó la calma? ¿Qué hacen los demás partidos políticos que se mantienen políticamente correctos? ¿Saben dónde está el cenado? ¿Me pregunto por todas las posibles cámaras, la baja, la intermedia, y la alta? ¿En el congreso hay diputados con el voto del pueblo haciendo qué? ¿El consejo general del poder judicial se encuentra de viaje? ¿Pregunto por las fuerzas y cuerpos del poder legislativo que mantienen la cordura? ¿Qué hacen toda esta cantidad de cargos, instituciones, diputados, delegados, asesores flotantes, consejeros delegados de intereses propios y demás parásitos superfluos? ¿Qué hacen sinceramente en esta crisis?
                ¡No queremos soluciones para el 2014! ¡Deseamos una respuesta ahora! ¡De prisa! ¡Sin esperar a septiembre cuando vengan de las vacaciones los que nos han metido en esta mierda! ¡Nada de huelgas generales para el otoño! ¡No! ¡No! ¡Nuevamente No! ¡Ahora! ¡En este instante debemos mover fichas porque muchos necesitan comer! ¡Desgraciadamente la humanidad come diariamente! ¡Para la semana siguiente si no ingerimos alimentos, qué cojones importa las decisiones del gobierno  o de la comunidad europea! ¡No piensen que me excedo, muchos están en condiciones más allá del límite!
                El rey, la oposición, los pequeños partidos, la guardia civil, la policía, los funcionarios, diputados, y el mismo gobierno, saben que este  es un camino sangrante; entonces por qué seguimos empecinados en continuar por el mismo. ¿Está la posibilidad que detrás de todo esto se oculte algo nada claro y limpio? ¡Seguramente! ¡Entonces para no darnos con la realidad que se nos viene encima, debemos tomar medidas nosotros, la fuerza mayor que no está de acuerdo con estas resoluciones impuestas! ¡Nosotros estamos perdiéndolo todo, ellos se mantienen por esta vía, para continuar con sus culos cómodamente asentados en el sacrificio de los más débiles!
                ¡Estamos detenidos! ¡Demos a la llave y pongamos en marcha los motores! ¡No sabemos hacía dónde nos encaminamos, pero no deseo que mis hijos piensen que su padre se quedó esperando a que las cosas caigan del cielo! ¡Ellos no son culpables de lo que está sucediendo, pero si no hacemos nada, los culpables seremos nosotros del futuro de ellos! ¡Comencemos por remover la conciencia de la persona que tenemos a nuestro lado, de toda la familia, del vecino, de la comunidad, de la manzana,  del barrio,  el distrito, la ciudad, la autonomía, en resumen del país, que cada uno lo sacude a sus interés sectarios! ¡Olvidemos los partidos, que no son más que eso, partidos para sus ganancias! ¡Esto es una fuerza colectiva única que defiende los intereses comunes! ¡Nadie nos ha votado, ni recibimos salario público (como a los que les dimos nuestro voto para nada), nadie nos guía ni nos conduce! ¡Somos el impulso espontáneo que al fin se ha puesto en marcha! ¡Regresaremos al “kilómetro cero”, pero cuando llegue el momento, y únicamente para celebrarlo!


 RamírezNena.
                 

                               

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESOS ANDARES…….

“CUENTO NAVIDEÑO”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?