¡EL PRIMER AMOR DE LA ABUELA NENA!





(CAPÍTULO XLIX)
                Llevo algún tiempo sin contarles sobre mi vida. La historia de mi madre y mi padre me ha robado toda la atención y he dejado a mi caballero en el olvido. ¡Lo uno es consecuencia de lo otro, quiero decir que si mis padres no hubiesen realizado el viaje seguramente esta vieja que les habla no estuviera aquí para contarlo! En estos días no se por qué desearía regresar a mi juventud y continuar contándole el primer y único amor de mi vida. ¡Naturalmente si estáis dispuestos a escuchar! ¿Desean escuchar algunos pasajes de mi vida y más tarde regresar al país donde desembarcaron mis queridos padres? ¿Sí? ¡Aparte de no escuchar bien no puedo verlos a todos, pero en esta ocasión decidiré por vosotros! ¿Está bien?
                ¡Si mal no recuerdo, creo que uno de los capítulos que les contaba era el del tranvía! El primer viaje fue literalmente una locura. Mi caballero era un mar de nervios y no sabía muy bien qué hacer con sus manos, sus ojos, y su sombrero. El recorrido hasta el colegio no era muy prolongado pero mi caballero estaba dispuesto a que fuera completamente diferente. ¡Entre los dos fluyó el verdadero amor! Cuando les digo el verdadero amor no son palabras hechas para la ocasión, no, es la verdad imposible de ocultar. Este sentimiento nunca antes lo había percibido al igual que mi amor. ¡Testigo de todo esto son los largos años en nuestros corazones!
                Después de este viaje llegaron muchos otros. ¡Diarios! Él siempre esperaba ver mi mano por la ventanilla del tranvía para montarse y producir una vez más el encuentro. ¡Nunca mi padre supo de estas citas, jamás; pero sabiendo la forma en que conoció a mi madre y todo lo que pasaron los dos para lograr sobrevivir, estoy segura que aunque no se mostrase de acuerdo, en el fondo de su alma estaría de nuestra parte! ¡Mi padre era un hombre muy testarudo, pero nunca de sentimientos dañinos!
                De esta forma los años fueron pasando. La época necesitaba un tiempo más distendido para que la relación tomara síntomas de madurez, que mirándola en la distancia alcanzaba la completa fermentación. Éramos tan jóvenes y la sociedad tan cerrada que muy pocos nos dimos cuenta de la parafernalia absurda del noviazgo. ¡No sé las demás parejas de la época, pero nosotros deseábamos casarnos lo antes posible para dormir juntos! ¡No, no me avergüenzo de mis pensamientos! ¡Cuando sentimos la sangre en las venas y el mínimo rose durante eternas temporadas, en el cuerpo se va fomentando una semilla de pasión que aunque lo neguemos echa raíces!
                Nosotros no fuimos ajenos a estos calores corporales y con un poco de imaginación y cautela dejamos que el apetito fuese abundante. ¡Sí mis queridos nietos, aunque no se lo imaginen, la abuela nena necesita entregarse sin términos medios, y que la amen sin medida, hasta la locura!    
                 
Continuará.....................
DISEÑO GRÁFICO: MANDY BLUEE.
                 
                  
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

Comentarios

Entradas populares de este blog

DE AMORES

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

LA MISMA nada