28 DE NOVIEMBRE









“Un día menos de vida en mi cuerpo, pero uno más, imposible que me lo despojen del alma”.


¡Cual ofensiva luz que nos persigue en una soleada mañana, así se encuentra mi alma en estos instantes! 

¡El tiempo, el traidor, el
 inconfesable tiempo que nos rodea con su transparente lazo, se ha detenido súbitamente este amanecer del veintiocho de noviembre para recordarme que soy más viejo que la noche anterior, y aunque yo no lo desee, él, continuará su curso sin escuchar mis súplicas hasta alejarse irremediablemente de mí! 

Pero esta vez, me ha dicho al oído, que un minuto será una hora, que una hora un día, un día una semana, una semana un mes, un mes un año. Y un año, un año……infinito deseo, un año lo será todo, lo será todo sin llegar a ser nada,……..nada, porque, aunque no me percate, rondará mi espacio mucho más que antes, para recordarme que prontamente nos volveremos a ver las caras.

¡Maldito y traidor “tiempo”!

¿Qué es lo que quieres de mí?

¡Yo intento no pensar, caminar, pasear, moverme insistentemente, para que sepas que yo también me tomo “mi tiempo” en cosas insignificante, pero al ser tan simples y comunes mis acciones, se pierden en la nostalgia del día!

¡Tiempo-aplastante, tiempo-inmaduro, tiempo-abrumador, tiempo-infernal, tiempo de todos los tiempos, irremediable y frenético tiempo, estoy aquí, y aunque lo desees, no me iré!


¡Y no lo haré, porque es pronto aún, y necesito tiempo, al menos para pensar!


Alberto RamireZ

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!