PENÚLTIMO CAPÍTULO




                 Mis queridos nietecitos y nietecitas, hace varios meses que no estamos en contacto, pero la realidad de alguna manera me lo ha impedido. Ya no soy la de antes. Una semana más, un día más, o, una hora más, ¿cómo lo puedo definir…? significa para esta anciana una cuesta demasiado inclinada y complicada de escalar. Por dichos motivos expresados se comprenderá que soy más vieja, y por ende, me agoto con mayor facilidad.
                 Y con todos estos achaques a cuesta, yo diría que demasiados, no soy capaz de llevar ni mi propia cabeza sobre los hombros. La historia de mi vida se me ha hecho grande, tan grande como para hacer de ella un libro como dice mi nieto, y en eso estoy, intentando hilvanar las escenas que hasta el momento no tienen un orden ni un sentido aparente, porque si pierdo un solo minuto el pasado amenaza con extinguirse de los recuerdo y bien poco podré hacer.
                 No quiero decir con ello que no continúe escribiendo en el blog, ¡no, para nada!, lo seguiré haciendo pero sin capitular mi vida o cualquiera de las narración que publique a partir de ahora.
                 Intentaré continuar garabateando el papel sin dejar para mañana lo que pueda hacer hoy, algo así como lo que hacen los diarios o la prensa, salvando las distancias, que la noticia siguiente no concatene con la anterior.
                 Mi tiempo se agota y dejar las ideas a medias no está bien mis queridos nietecitos y nietecitas, demasiadas de ellas están sin terminar; aunque he de decir que cada capítulo en sí, porque me lo he propuesto de esa manera, incluye una segunda lectura y se encierra en su propia historia, lo que indica que se pudiese leer por separado y sin orden establecido, ¡y está bueno ya de tanta perorata!, lo dicho, continuaré escribiendo desaforadamente, pero lo que mis maneras me permitan y en dependencia del estado en que se levanten mis huesos.         


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!