" EL PRIMER AMOR DE LA ABUELA NENA" capítulo XXV

El tranvía hacía un recorrido en círculo por la ciudad, pasando por las mayores zonas de población de la época. Existía una sola línea y en algunas horas se hacía algo molesto. Muchos viajaban de pie y con parte del cuerpo al exterior, desafiando la gravedad............. 
¡Perdón, esta semana no me he sentido bien! Tengo una sensación extraña en el cuerpo que no me deja dormir relajada. ¡Sí, fui al médico! Me dijeron que descansara más y que dejara las preocupaciones a un lado, pero no creo que sean más que la de cualquiera de vosotros. ¡Bueno! ¡Estaba en el tranvía! El primer encuentro estaba pactado, porque el domingo mi caballero estuvo en casa y en secreto le pasé una nota, diciéndole la hora que cogería el tranvía para ir al colegio......¡Tengo la cabeza en otro lugar! No me puedo concentrar. Es como si me levantaran en peso y me quedara flotando en el aire. ¡Hace dos días que no como, sí, algo de leche y poco más! ¡No se! En las noches cuando cierro los ojos, siento que me llaman, pero no estoy segura. ¡No, hasta ahora no oigo voces! ¡No creo que me esté volviendo...........! Cuando mi caballero tomó el tranvía, yo estaba en él, esperándolo con impaciencia. ¡Creo que tengo que ir al baño.........! ¡Antes voy hacer una llamada a mi........! 

Comentarios

Javier Muñiz ha dicho que…
Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la integral belleza de este puro blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos trotamundos...

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!