\ UN HOMBRE EN EL CAMINO /

Un hombre partió con su maleta por el mundo. En ella llevaba toda su corta vida. No estaba seguro hacía dónde dirigir sus pasos, pero partió. Desde hacía algún tiempo, un sueño se le repetía cada noche, "encontrarás lo que tanto has deseado cuando comiences a caminar."--¿Qué debo hacer? ¡Si este sueño se me repite día tras día será por algo! ¡Hasta ahora mi vida ha estado vacía, creo que me falta algo!¡Voy a caminar!--Lo dejó todo, lo poco y mucho que poseía, su casa, su familia, y se puso en camino. --¡Tanto sacrificio para nada, necesito tiempo, emoción, libertad! ¡¡Vivir!!-- Así pensaba.   

Sabía que debía caminar, pero hacia dónde. Tomó el dedo indice de su mano derecha, lo mojó en su saliva y lo llevó al frente, dejando que el viento hiciera lo demás.--¡Hacia dónde sople el viento allí iré!-- Fue lo que hizo, dirigió la mirada al sur y se puso en marcha. --¡Seguramente encontraré nuevas cosas con cada paso que de! -- fue lo que pensó. Su vida siempre era igual, necesitaba algo diferente que lo alejara de la monotonía de los días que se convertían en años. El hombre no estaba conforme con su mísera existencia. Continuamente repetía que la vida de los demás sí era vida, y que la suya, un proyecto sin acabar.

Al cabo de unas horas tuvo una gran idea. --¡La primera persona que se ponga en mi camino, me dará una respuesta! ¡Seguramente son hombres de mucha experiencia en la vida, mucho han recorrido!-- Antes de terminar la mañana no había tropezado con nadie, y el cansancio estaba haciendo estrago en su cuerpo. Los pies comenzaban a negarse a dar un paso más, y el hombre sintió que la duda le rondaba. --¡Esto de caminar para encontrar lo que no tengo es agotador! ¡Posiblemente el caminar no tenga ningún sentido, y lo mejor será esperar en el lugar la respuesta! ¡Un sueño no es más que eso, un sueño! ¡Eso es lo que haré!-- y se sentó en la primera piedra que vio.

Antes que el sol se pusiera, la paciencia del hombre había comenzado a desmoronarse. A lo lejos otro hombre con bastón y sombrero caminaba en dirección a nuestro cansado caminante.

__ ¿Amigo es muy largo el camino? --le preguntó.
__ ¡Depende a dónde quieras llegar! --fue la respuesta del caminante.
__ ¡No muy lejos, solamente quiero encontrar sentido a mi vida! ¡Estoy cansado de lo mismo! --y se acomodó en la espléndida piedra.
__ ¡Yo no he ido muy lejos, porque la respuesta a lo que buscaba la encontré antes!
__ ¡¡Eso es lo que quiero, una respuesta!! -- y levantó su trasero de la sólida piedra.
__ ¡Me encontré con un hombre que viajaba con su familia, todos venían del otro lado del mundo, iban en busca de una oportunidad para ganarse la vida! ¡Y yo pensaba que no tenía vida, que todo se me hacía más estrecho y que mis problemas me ahogaban, y cada día crecían sin sentido! ¡Una cosa me llamó la atención, todos iban tarareando una canción! -- fueron las palabras del hombre del bastón, y en un gesto de alivio, se quitó el sombrero.
__ ¡No entiendo lo que me dices! ¿Qué tienen que ver esas personas conmigo? ¡Yo busco algo más importante, encontrar lo que me falta, salir de esta monotonía! ¡En esencia, lo que quiero es realizarme! --apoyó el pie en la piedra, y se limpió con la mano el polvo del camino.
__ ¡No importa, es igual, hasta la vista! --el del sombrero y el bastón, comenzó a caminar.
__ ¿ A dónde va? --preguntó el hombre monótono.
__ ¡Regreso a mi casa, demasiado tiempo llevo fuera de ella! --le dió la espalda y se puso en marcha.
__ ¿Encontró lo que buscaba? -- vociferó el hombre cansado.
__ ¡¡No!! ¡¡Es que en el camino me di cuenta que no había perdido nada!! --le contestó alejándose.
__ ¡Cuanto loco hay en este mundo! -- y dejó caer nuevamente su amplio culo sobre la piedra.

A lo lejos, muy lejos, un sombrero y un bastón tarareaban una hermosa melodía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

DE AMORES

ESOS ANDARES…….