“VIAJE AL CENTRO DE MI ESTÓMAGO “





PUBLICACIÓN: (Diecisiete)





                 Una amiga, apiadándose de mi estado, me confesó que posiblemente la solución a todos mis problemas la tenga una pitonisa o un brujo. ¡Seguro que es un daño que te han hecho! Fue lo que me dijo, y el miedo entró en mi cuerpo. ¡Pensándolo bien, no está de más probar, total, peor de lo que estoy seguramente no me pondré! No lo pensé dos veces, y me fui con mi amiga a casa del  brujo-pitonisa-adivinador-cartomántica.com, y todos los títulos esotéricos posibles.
                 Cuando llegamos nos encontramos con un mundo de personas esperando para ser consultadas por la pitonisa. Esta bruja, brujo, o lo que fuese,  hace el trabajo en su casa, y la habitación que no es pequeña, más bien grande, está hasta el tope de clientes. Preguntamos por la última persona y nos sentamos. Mi amiga me dijo --¡Ya que estoy aquí, me voy a mirar, por si tengo un espíritu burlón dando vueltas por mi cabeza!--, y llevaba razón, ya que uno está aquí, hay que salir nuevo; como si fuéramos a una reconstrucción corporal.
                  A mi lado izquierdo una mujer comentaba a su vecina de asiento su problema. La conversación se desarrollaba de una forma muy natural. Dicha mujer quería saber, si sus dos hijos encontrarían trabajo para este año. En mi duda me preguntaba si esta adivinadora, tenía un familiar, o ella directamente trabajaba en el ministerio de trabajo. ¡Estuve a punto de girarme y decirle, señora, para saber esto no tiene que venir a la cartomántica! ¡La cosa está jodida, el trabajo está muy difícil! ¡Qué digo jodida, esto es una mierda de crisis que no se supera en pocos años! ¡Pero no, no relájate! ¿Quién sabe si la pitonisa le da un buen augurio? ¡Sí, es mejor tener fe!

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESOS ANDARES…….

“CUENTO NAVIDEÑO”

LA MISMA nada