“LA OPCIÓN”



PUBLICACIÓN: (Cuarenta)

                  Tenía dos opciones cuando decidí ponerme en marcha. Una posibilidad era regresar al punto de partida. Al mismo lugar que estaba antes de caminar; pero qué pasaría con toda esta distancia recorrida. La otra elección consistía en continuar caminando más y más; sin mirar atrás. Dar unos pasos amplios y firmes que recortaran la distancia entre un punto y otro. Lentamente, despacio, a buen ritmo, de prisa, hasta violentar los músculos de las piernas. ¿Pero hacia dónde voy?
                La inercia estaba rota. Detenerme ahora me hacía pensar en dos opciones. Una me siento en el camino a descansar porque el agotamiento no es bueno y me nubla los sentidos. De la segunda posiblemente obtenga un mayor resultado; pudiera meditar por qué me puse en marcha. Lo complicado de esta segunda decisión es que al pensar me viene a la mente dos opciones. Una, si me puse en marcha porque otros lo han hecho, o simplemente porque pienso llegar.
                Esta segunda me hace recordar que tengo dos alternativas. ¡Una, si llego, qué voy hacer en un sitio diferente al que partí! La segunda me hace reflexionar de cual es la mejor vía para regresar sin tener que desandar todo el camino.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“CUENTO NAVIDEÑO”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

“EL CANTANTE”