“VIAJE AL CENTRO DE MI ESTÓMAGO”



PUBLICACIÓN: (Veintinueve)

__ ¡A la una, a los dos, y a las tres! ¡¡VENDIDO AL SEÑOR!! ¡Lo felicito obtuvo un buen remate! ¡Ahora pase para realizar el trueque! ¡Voy con la tercera oferta!
                El subastador-delegado continuó con el próximo remate. Uno de los que hacían la función de guardianes, me llevó por un pasillo que se comunicaba con un edificio que se encontraba al fondo de la plaza. Sacaron una especie de contrato y me lo entregaron para que lo firmara. La transacción decía que yo me comprometía a entregar mi estómago a cambio del lote antes mencionado. Como obsequio me entregaban varios sobres de sal por mi canje.
                Con una profesionalidad nunca antes vista por mí, y en pocos minutos, me extirparon el estómago. ¡Me marché con el documento y el estupendo lote de alimentos! ¡Ahora rebozaba felicidad! ¡Podía comer sin alimentar a un vago y estúpido estómago, que por demás carecía de sentimientos y de corazón!
                A la vez que me alejaba vi como los comuneros se lanzaban de cabeza y sin camisas contra el Real Delegado de la subasta. ¡No me imagino que habrá podido pasar para que perdieran el control de esa forma! En nada bueno puede terminar esta locura. ¡Creo que la revolución digestiva llegó a la plaza de lo comuneros, y al Real Delegado le llegó su hora!



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!