“EL CANTANTE”


PUBLICACIÓN:(Sesenta y ocho)

__ ¡Ah! ¡Claro la cantante! ¡Está en el bar!
__ ¡Gracias! –le contestó Juan dándole la espalda.
                El bar estaba a media luz. Como los tugurios desenfrenados de viejas ciudades pecadoras. Esto a Juan benito no le gustó --¿Qué podrá hacer una mujer con tanta sensibilidad como Yma en este sitio? ¡Seguramente la citaron para hacerle una entrevista algún periódico de la ciudad!—Fue lo que pensó Juan mientras caminaba entre las mesas sorteándolas. En las mesas las mujeres que estaban sentadas llevaban el rostro sumamente maquillado. Estaban pintadas para la ocasión. Una sonrisa en los labios dejaba ver la frustración contenida --¡Un bar es una tienda de primera dónde la mercancía que se expone ha pasado de mano en mano! --Así pensaba Juan Benito. Se dirigió a la barra y con una señal de su mano llamó al barman.
__ ¿Qué desea beber el señor? –le preguntó con amabilidad el barman.
__ ¡Usted se equivoca caballero, yo no bebo! –le contestó Juan indignado.
__ ¡Perdone! ¡Desea alguna otra cosa que no sea bebidas alcohólicas caballero!
__ ¡Por desear, en este momento me marcharía! –le dijo Juan impotente.
__ ¿Quién se lo impide caballero? –la palabra caballero, el mozo la desintegró antes de pronunciarla.
__ ¡Busco a una persona!
__ ¡Diga usted!
__ ¿Me puede decir cual es la mesa de Yma Sumac?


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!