“EL LIBRO”



PUBLICACIÓN:(Cuarenta y tres)

                Despertó del todo y se vio en la habitación. Estaba solo, su agresor al parecer se marchó en el momento en que estaba aturdido y confuso; fue lo que pensó. ¡No cree que la casera se dedicara a dejar atolondrados a sus inquilinos a base de golpes certeros y por sorpresa! ¿Pero quién sería? ¡Estaba soñando! Esa fue la conclusión a la que llegó. No le quiso dar mayor importancia y salió a la calle para olvidar lo sucedido.
                Sobre la cama de Orestes quedó el libro que intentó suicidarse desde lo alto de la estantería. Abierto en dos, por la página setenta y siete. Unas páginas amplias y amarillas que se regocijaban entre las sábanas blancas del joven. El libro permaneció sin moverse, esperando llamar la atención de alguien, pero la habitación estaba vacía. Su acción fue en vano. Dejó de estar entre los demás colegas, que por muy mal que se sintiera, tenía el apoyo de un lado y de otro. ¡Es la forma que adoptan los libros para sobrellevar su pesada vida! ¡Uno junto al otro, y a sí muchos más hasta completar la fila en la estantería!
                La puerta se abrió y el libro supo que no estaría solo, que alguien lo tomaría en sus manos. Antes de llegar Orestes la habitación permaneció cerrada unos dos años porque la casera no encontraba un inquilino que se adaptara al pequeño espacio. Pasaron muchos estudiantes pero todos encontraban algún defecto en la habitación. Algunos probaron pero sin resultado.


Comentarios

Entradas populares de este blog

<<<< "LA MEJOR HORA PARA PROPORCIONARNOS UNA AUTO-SATISFACCIÓN" (Capítulo VI ) >>>>

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

DE AMORES