“VIAJE AL CENTRO DE MI ESTÓMAGO”



PUBLICACIÓN: (Veinticinco)

__ ¡La subasta ha comenzado! ¡Primer lote! ¡Arroz diez kilos, judías cinco kilos, y verduras de la huerta doce kilos con tres opciones de variedad! ¿Quién da más? ¡Espero al primer afortunado! ¿Señores están dormidos? ¡Esta oferta no la verán en años!
__ ¡Yo! ¡Aquí señor delegado! –Se escuchó una débil voz en la multitud-- ¡Ofrezco un día de trabajo al sol! ¡Veinticuatro horas seguidas sin parar!
__ ¡Es muy poco, el precio del producto subastado es mayor! ¡No se acepta menos de cinco días de trabajo! ¿Quién da más? –el sujeto continuó desde su grada.
__ ¡Una semana! –se escuchó una voz.
__ ¡¡Eso es, este es un hombre con visión de futuro! ¡Lo felicito amigo! ¿Quién da más? ¡A la una, a las dos, y a las...........!
__ ¡Yo! ¡Aquí, a su derecha delegado! ¡Doy una semana de trabajo, más mi cama y mi colchón! –habló uno más entre los miles que se concentraban alrededor del subastador.
__ ¡No está permitido! ¡Sabe muy bien que en esta subasta las cosas materiales son superfluas! ¡Nosotros valoramos el sacrificio por encima de todo en esta vida! –sentenció el orador de la tarima.
__ ¡Es que tengo h.............!
__ ¡No se diga más! ¡Las palabras que iba a pronunciar no son válidas, están fuera de nuestra comunidad! ¡A la una, a las dos, y a las.............!
__ ¡Entrego por completo todos los domingos del año! –dijo uno de los tantos perdidos en la multitud.
Silencio. ¡Todos los integrantes de la comunidad lo miraron con malos ojos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

“CUENTO NAVIDEÑO”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

“EL CANTANTE”