“EL LIBRO”


PUBLICACIÓN: (Cuarenta y uno)

                La cama se había colocado debajo de la estantería de los libros. No fue la opción que le hubiera gustado a Orestes, pero fue la condición que tuvo que aceptar para alquilar la habitación. Sus recursos económicos eran más bien pocos y no se podía dar el lujo de seguir buscando por toda la ciudad una mejor oferta. A demás el precio que debía pagar por la habitación parecía justo, y para un estudiante recién llegado de provincia es mejor algo que nada. La única traba, una pequeña y sencilla habitación. ¡No todo es perfecto! Se dijo, y comenzó a colocar sus cosas en su nuevo hogar.
                Salió de su pequeño pueblo para estudiar filología hispánica en la ciudad. En una de las mejores universidades. Sabía que desde este momento su vida sería diferente. Nada será como antes. ¡El antes es el ahora! Lo repitió en alta voz para estar seguro del sonido de las palabras, porque para Orestes la fonética es fundamental en la toma de decisiones. Y de alguna forma los próximos seis años su vida se centrará principalmente en la palabra, el lenguaje, sus orígenes, y sobre todo, leer hasta el agotamiento. Fue lo que deseó desde que supo que su nombre Orestes no se lo puso su madre por algún lazo familiar, no. ¡Su nombre forma parte de la tragedia griega! Hablo de la literatura griega antigua, de Esquilo, Sófocles, Eurípides. Al parecer a Grecia le persiguen las tragedias, y esta actual es un despropósito.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

ESOS ANDARES…….

¡FIDEDIGNOS Y PASADOS MOMENTOS!