“EL CANTANTE”



PUBLICACIÓN:(Setenta y siete)

                  Las otras cosas por decir, ya no son necesarias. Las palabras sobran. ¡Juan hierve de rabia! Se lanza con una fuerza desbocada sobre la mujer. Solamente ve su espalda pero Juan como un rayo va gritando su nombre-- ¡Y--m--a--S--u--m--a--c! --Esta vez dejaron de ser sílabas para ser letras sueltas. La mujer se da la vuelta y ve a un ser desaforado que intenta investirla. Busca apoyo con sus dos piernas y tropieza con la punta de un diente de perro. Juan salta sobre ella y la intenta coger por los brazos. Ella rueda por las piedras. Juan a lo único que se aferra es al aíre, porque la mujer ha caído del otro lado. Juan Benito prolonga el movimiento al vacío y continúa su viaje en dirección al mar. De lo alto del acantilado se ve como un hombre desciende como pájaro sin alas. La mujer lo sigue con la mirada hasta que su cuerpo impacta con el agua y Juan desaparece.

                En la calle Murallas 89 Juan Benito abre los ojos. A pasado la mañana, la tarde, y nuevamente se acerca la noche; y Juan aún está en la cama. A su lado su madre.
__ ¡Juanito es hora de levantarse! ¿Te duela la cabeza?
__ ¡........................! –Juan se da cuenta qué pasa algo.
__ ¿No? ¿Qué te pasa hijo mío?

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESOS ANDARES…….

“CUENTO NAVIDEÑO”

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?