“EL RETRATO


PUBLICACIÓN:(Ochenta y nueve)

                A Fermín se le puso la piel de gallina cuando escuchó al agua. ¡Estaba perdido! ¡Nada ni nadie lo salvaría de esta situación! Esta noche dormirá en el fondo del mar, y será un sueño demasiado largo.
__ ¡........ ...... .. .......! –Fermín intentó escapar de los brazos del marino.
__ ¡A dónde crees que vas mocosuelo!
__ ¡..... ...!
__ ¡No escuchaste al capitán! ¡Andando! ¡Esta noche te darás un buen baño! ¡Lo único que será un baño muy, pero muy, largo! –Y comenzó a reír a carcajadas.
__ ¡Espera marinero! ¡Dale todos mis zapatos para que los frote bien! ¡Así pagará lo que nos debe por todas las comidas que robó! ¡Todo tiene su precio, y ahora le toca pagar! ¡Mañana, lo echas al agua! ¡Enciérralo en la bodega con los zapatos! –Y después de una pausa dijo-- ¡Si a mis zapatos les pasa alguna cosa rara, los dos van al agua! ¡Y no quiero escuchar nada más!
__ ¡Lo que usted diga mi capitán! ¡Encierro al chaval en la bodega y vengo a buscar los zapatos!
__ ¡¡Ahora!! ¡Llévese los zapatos ahora! ¡¡Quiero dormir y que no me molesten más!! ¿Entendido?
__ ¡Si mi capitán! –dijo el empequeñecido marino.
__ ¡Pues entre y lléveselo de una vez por Dios!
__ ¡Sí, sí, sí, mi capitán! –El marino se dio la vuelta hacia Fermín, y poniéndole el cuchillo en la garganta le dijo-- ¡Si te mueves de aquí te rebano el cuello! ¿Entiendes?
__ ¡Sí! –más bien fue un soplo de aire lo que salió de la boca de Fermín.

Comentarios

Entradas populares de este blog

<<<< "LA MEJOR HORA PARA PROPORCIONARNOS UNA AUTO-SATISFACCIÓN" (Capítulo VI ) >>>>

¿CÓMO HACER EL AMOR EN UN SITIO INCÓMODO?

DE AMORES